ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Notificación del Staff: Por diversos motivos el foro se encuentra actualmente inactivo. Gracias.

Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Sabías qué...
¿Sin ideas?
Personaje del mes
Últimos temas
» Compras excesivas. [Mike]
por Daida M. Thompson Sáb Sep 21, 2013 11:18 pm

» Atardeceres púrpuras [Ada Dashwood]
por Ada Dashwood Jue Sep 19, 2013 9:40 am

» Otro día más [Libre]
por Vika IX Miér Sep 18, 2013 5:55 am

» Una actuación en las vegas [Samantha Rober]
por Samantha Rober Miér Sep 18, 2013 5:33 am

» El gato extraviado [Libre]
por Eda Nami Lun Sep 16, 2013 8:11 pm

» La compañía [privado // suite del Luxor]
por Hisham R. Manzur Lun Sep 16, 2013 2:49 am

» ¿Qué prefieres?
por Adrien Hollow Lun Sep 16, 2013 12:17 am

» Mike Fox en portada [Adrien]
por Adrien Hollow Lun Sep 16, 2013 12:16 am

» Votaciones a personaje del mes
por Destino Dom Sep 15, 2013 10:18 am

» ¿Qué estás escuchando?
por Eva Black Dom Sep 15, 2013 10:11 am

Mejores posteadores
Destino
 
Mike Fox
 
Adrien Hollow
 
Samantha Rober
 
Fon Lattener
 
Eva Black
 
Enrico Moretti
 
Daida M. Thompson
 
Dante Drachenbläut
 
Irgey Lierbischt
 
Foros amigos
Afiliciaciones Élite
Guardianes Game of Thrones Zelda rol The New York City Forbidden City Protego Maxima Photobucket the game is on Crear foro
7 Pecados
Social
Derechos de autor
Copyright
La ciudad de Las Vegas y la mitología sobre Ángeles y Demonios no pertenecen de ningún modo al Staff de 7 Pecados únicamente.

Aún así, todos los textos concretos sobre la ambientación y las explicaciones sobre sistemas y tiradas son obras propias protegidas bajo licencia Creative Commons.

Del mismo modo las fichas y las contestaciones de nuestros personajes pertenecen por entero a sus respectivos usuarios siendo respetados sus derechos de autor.

Las creaciones gráficas y audiovisuales han sido compuestas por nuestros administradores específicamente para este foro, denegando su uso en otras plataformas web no vinculadas.
Anuncio Neohilim

Comparte | .
 

 El gato extraviado [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Eda Nami
Mortal
avatarMortal


Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 15/07/2013

MensajeTema: El gato extraviado [Libre]    Miér Jul 24, 2013 6:52 am

Hablar con Taiyo siempre le provocaba sentimientos confusos pues por una parte se alegraba pero por la otra... la dejaba echa polvo. Deseaba tanto abrazarle, susurrare cuanto le quería, cuánto había crecido, cuanto había aprendido ese día en la escuela... Cerró sus ojos y se tumbó en la cama -más bien un futón en el suelo- y miró el techo dejando que el tiempo pasara por encima suyo y no le doliera cual apisonadora en su corazón ya de por sí destrozado. Escuchó unos pasos y se incorporó enseguida para que su abuelo no la viera de esa forma, odiaba preocuparle.
-¿Has hablado con ellos? -preguntó el anciano una vez entró.
-Sí. -Contestó.-Taiyo está sacando 9 y 10 en sus exámenes, le he dicho que es todo un campeón. -Sonrió y el abuelo se arrodilló junto a ella.
-Dime, ¿sabes algo del palacio? -le preguntó.
-El Emperador sigue esperando pero de momento se conforma con mi Tío.-Contestó.
-¿Y tú, quieres volver? -le preguntó observándola.
-... por Taiyo, sí pero... por otro lado, los recuerdos...-cerró sus ojos al mundo.
-Entiendo. Sabes que te di tiempo, Nami... Pero tenía fecha de caducidad.
-Lo sé. Voy a alimentar a Xyn. -Se incorporó con gracillidad para luego salir de la habitación.

Fue donde siempre lo encontraba pero no lo vio. Extrañada fue a merodear por toda la casa y luego por el jardín. ¿Dónde estaría? Normalmente no salía... ¿Qué habria pasado? Fue a preguntar a su abuelo pero no sabía nada así que decidió agarrar una cazadora y salir fuera a la calle tras calzarse las deportivas que siempre dejaban en la entrada. Como en japón. Abrió la verja que separaba el jardín de la calle y salió a la misma.
-¡¡¡Xyn!!! -empezó a gritar- ¡¡¡Xyn!!! -pero no le veía por ninguna parte. Maldito gato escaparse a estas horas. Tras dar muchas vuelvas por la calle se sentó con la espalda pegada a su verja, cabizbaja. Le dolería demasiado perder a ese gato, no podría soportar que le sucediera nada. Sintió unas ganas irrefrenables de llorar pero, tal y como llevaba días haciendo, no lloró. Se aguantó y tragó sus ganas mientras se volvía a levantar con tanta determinación que chocó contra alguien.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Danny
Mortal
avatarMortal


Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 13/08/2013

MensajeTema: Re: El gato extraviado [Libre]    Miér Ago 14, 2013 7:32 am

Aquí nunca llovía. La lluvia, las nubes, la paz de las tormentas parecía lejos. Realmente lejos. Como su infancia. Las calles parecían iguales, oscuras o iluminadas, todo en esa ciudad parecía de cartón. Un escenario, el pueblo hecho de atrezzo dónde John Wayne filmaba sus películas, modernizado.

Luces, neón, dinero. Pero en las calles todo era igual que siempre. La misma suciedad, esa desesperanza ciega, insulsa, que te envuelve primero desde dentro hasta cubrirlo todo. Como el polvo.

Aquí todo era seco. El desierto no era sólo de arena. No eran los anillos de nada rodeando rascacielos. Era el sin sentido que emanaba en las calles. Las vidas dominadas por el juego. El paréntesis ético que parecía contener la ciudad. "Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas". Y después nada. Nunca había consecuencias.

¿Qué habría pasado Maddy? ¿Se quedaría su historia tan muda y enterrada como las almas de las personas que acudían a raudales a destrozar su vida? Al menos él había necesitado tiempo. Escenarios distintos para arruinar sus días. Primero en casa. Después en todas partes. En los pasillos blancos de aquel viejo internado. En el azul grisáceo del cielo del reformatorio.

Aquí nunca llovía. Nada lavaba sus pecados. Nada arrastraba sus recuerdos. La tormenta era él. Era el agua estancada. Las lágrimas que lloras sin llorar. Todo lo que no dices. Lo que no haces. Lo que te niegas. Lo que te guardas dentro.

Paseaba, cabizbajo, dentro de su capucha. Con la teoría cobarde de mente de avestruz que enuncia que si tú no los ves, ellos no pueden verte. Pero el mundo te ve aunque tú ya no seas capaz de ver el mundo. Ve lo que cree que eres. El exterior. Tan sólo los escombros. Nunca los planos.

Las zapatillas rotas, los vaqueros gastados, amplios, de una talla distinta. La camiseta desteñida de un algodón que un día fue negro, ahora tan sólo mate, ajado.

Danny continuaba caminando. Sabía, por experiencia, que cuando todo duele parar no es una opción. No sabes si volverás a levantarte. Debes seguir buscando. Encontrar un rincón. Cartones. Esquinas. Ese refugio que te mantenga oculto, cálido, en una sombra de la realidad dura dónde no tienes nombre.

Un gato en su camino. La mirada topacio de rasgadas pupilas. Un breve escalofrío. Un intercambio, efímero. Después, la nada. Las calles despejadas dónde sólo los gatos te miran a los ojos.

Más pasos. Pensamientos nublados. Una patada tosca a un casco de botella. El repiqueteo opaco del vidrio que no rompe al chocar. La lluvia de sonidos que hace un eco en tu marcha. Pero aquí nunca llueve.

Ojos que no alzan vuelos. Que se arrastran, perdidos, demasiado cansados. Ojos que llevan dentro el peso de un llanto atrapado, muy dentro, en la garganta.

Hasta que el horizonte es ese tacto repentino que detiene tu cuerpo. La piedra en tu camino. Y tus ojos no entienden y buscan la respuesta en la persona, extraña, que se cruza en tu vida.

¿Secantes? ¿Paralelas?

Las curvas de la vida entrañan un secreto indescifrable.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eda Nami
Mortal
avatarMortal


Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 15/07/2013

MensajeTema: Re: El gato extraviado [Libre]    Miér Ago 14, 2013 7:59 am

Una reverencia. Una disculpa. Un idioma desconocido. Mejillas sonrojadas. Nuevas reverencias. Nuevas disculpas. El mismo idioma. Y la mirada fija en la ajena. Una sonrisa. Tierna y segura, dolida en el fondo. ¿Dónde estaría ese maldito gato? Movimientos indecisos. Esa seguridad que se pierde frente a quien no conoces en un país tan lleno de contrastes. No se fijó en él, ni en su vestimenta ni en su estado, solo en sus ojos mientras recogía la confianza suficiente para hablarle de forma serena.
-¿Te hice daño? -le preguntó con la voz dulce y serena, tranquila y pacífica aunque ese dolor seguía latente en su interior, ¿una máscara? -pido disculpas si así fue, me levanté sin mirar.-Y ya nadie diría que era una noble de la corte de Japón. Y la sonrisa seguía ahí.

Incesantemente nerviosa seguía buscando con la mirada al gato que había huído de su casa. Suspiró y miró al suelo para devolverle la mirada.-Perdona que te pregunte pero, ¿no habrás visto un gato por aquí? -le preguntó- es blanco con manchas marrones y negras tanto en la cabeza como en la espalda y su cola es muy corta -le miró. Una mirada apremiante. Un solo objetivo. Una voz suplicante. ¿Dónde se habría metido Xyn? Lo encontró tras el funeral de sus padres, en la puerta de casa y sintió algo extraño en su interior, como si ese gato fuera parte de ella, como... si ese gato fuera... Cierra sus ojos. Inspira, exhala. Tres veces más. Le mira, como suplicándole. -Es... es muy importante para mí -susurró luego, rindiéndose a la realidad. ¿Le podria encontrar?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Danny
Mortal
avatarMortal


Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 13/08/2013

MensajeTema: Re: El gato extraviado [Libre]    Miér Ago 14, 2013 11:04 pm

Gestos. Atravesando su mirada con lo hacen las luces, los paisajes distintos en la ventanilla del coche, las vidas de los otros, cuando son sólo gente. Pero esas voces, esos gestos, ahora eran para él.

Su mirada de acero y cristal se abrió muy lentamente, primero incrédula, luego a la defensiva. La pose que entrenada te nace por instinto, contrayendo los músculos, muy tensos. La mandíbula fija. Los ojos duros, quietos.

Daño. Disculpas.

De nuevo una oleada confusa, escéptica. ¿Se estaba disculpando? Demasiadas calles, demasiados meses, demasiados problemas, siendo él quien pronunciaba los "Lo siento". No relajó su ceño, tampoco su semblante. Cuando bajas la guardia, en ese instante, estás vendido.

Una negación simple, sin llegar a sus labios, sólo en su rostro, en su mentón, ladeado. Pasos atrás, cierta distancia. Seguridad impuesta, lejanía. El viejo anonimato regresando a su piel, a su rutina. Dónde nadie te habla. Dónde nadie te mira. No a ti. Sólo al mendigo. Al mueble, en las aceras. Desechado.

Después preguntas. A él. Porque él si ve. Si mira. Aunque nadie le observe, aunque nadie le vea. Un gato. El gato que cruzó sus pupilas. Pérdida. Ausencia. El tono en sus palabras. Conocido. Cercano.

Recuerdo. Recuerdo de su voz. Cuando preguntaba por Maddy. Cuando aún lo hacía en voz alta. Sus manos que se esconden, más dentro del bolsillo. Inútiles defensas, tics adquiridos.

Esta vez Danny asiente. Puede que ya no quede mucho de aquel muchacho, feliz y sonriente. Pero aún comprende, aún empatiza. Más de lo necesario. Más de lo que es prudente. Muy a menudo.

No sabe qué añadir. El gato no está lejos. Puede encontrarlo sola. Pero algo en esa voz y en esa súplica, lleva la lluvia a su garganta y las respuestas brotan.

- No está lejos. Lo he visto. No lo has perdido.


No hay más indicaciones. No le ofrece más señas, aún quieto, congelado en sus propias reservas. Sin desear implicarse. Habiéndolo hecho ya, con unas simples frases.

Debería decir dónde o no haber dicho nada. Tal vez empezar a guiarla. Acompañarla. El chico que era antes, en Nueva Orleans, se hubiera presentado. El joven que era ahora, en la ciudad sin lluvias, sólo miraba, quedo, roto y ajeno. Acostumbrado ya a la soledad, receloso ante cualquier persona. Huidizo ante el contacto, leve, capaz de herirle dentro. Dónde no quedan lágrimas. Dónde las guardas todas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eda Nami
Mortal
avatarMortal


Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 15/07/2013

MensajeTema: Re: El gato extraviado [Libre]    Lun Ago 26, 2013 8:39 pm

Ante la aclaración del chico le hizo una profunda reverencia de agradecimiento para luego sonreírle. ¿Estaría bien alejarse y buscarlo por su cuenta o debería ir con él también? Se detuvo a pensar. No le conocía de nada, sin embargo, había algo en ese joven que le atraía profundamente. No esa atracción física, no esa atracción sentimental, era algo mucho más profundo, íntimo. Como si leyera en los ojos de Danny la desesperación y su situación y le sonrió. -Me llamo Eda Nami -se presentó- pero puedes llamarme Nami -aclaró. Lo que había descubierto en Occidente es que muchos no sabían que primero decía el apellido y luego el nombre por lo que para mucha gente era simplemente Eda lo que la molestaba un poco. -¿Puedo saber tu nombre? -le preguntó con cordialidad.

Era así.

Una chica sencilla, humilde, respetuosa y no veía en él al chico pordiosero, sino veía a la persona que era, a la persona que se resguardaba y desconfiaba del mundo, huraño y distante. Quizás le viera porque ella también se escudaba, también se respaldaba, se escondía, se protegía. Todo ese tiempo había estado protegiéndose, protegiéndo su sensibilidad bajo la coraza de la naturalidad, del "todo va bien" aunque todo fuera mal. Temía asustar al chico pero solo quería, deseaba, que estuviera bien, acercarse, conocerle, ayudarle en el caso de que él necesitara ayuda. No quería hacerle daño, todo lo contrario. -¿Me acompañas? -invitó luego, mirándole siempre a los ojos huidizos con esa sonrisa sincera tan suya, tan propia. Tan natural. Podía parecer incluso inocente pero no debías fiarte de las apariencias pues no era lo que aparentaba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Danny
Mortal
avatarMortal


Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 13/08/2013

MensajeTema: Re: El gato extraviado [Libre]    Vie Ago 30, 2013 9:10 am

Odiaba las presentaciones. Es difícil no odiarlas cuando tu nombre implica el apellido de tu hermana, a la que estás buscando, por la que te has perdido, esa única razón que aún vale la pena. Aunque por ella ahora seas sólo Danny y lleves ropa de otro, envolviendo tu cuerpo, tus mentiras.

Apartó su mirada, como si así fuera capaz de no existir, de detener el tiempo, de hacer que aquella chica, asiática, olvidara su rostro o su presencia. Como si no le viera. Como si no estuviera. Nunca le hubiera "conocido". Porque los otros sólo ven el disfraz, incapaces de ver debajo de las máscaras. Nunca del todo. Siempre escondido.

- No.

Su voz sonó alterada, rota, teñida de una agresividad latente y tensa, que dice que no quiere problemas pero puede enfrentarlos. No podía. Danny no deseaba que ella supiese nada. No deseaba decírselo. Porque un nombre es un trocito de uno mismo. Y una mentira un miedo que llegas a aceptar. Y Danny no quiere tener miedo. Pero teme el dolor.

Será mejor así. Sin nombres. Sólo el azul en su mirada como presentación, su apacible distancia, la aceptación lacónica. Sin más. Como dos sombras nacidas bajo el halo de una luz compartida. Un mero instante.

Más preguntas. Ese sutil acercamiento, nada sutil cuando no quieres acercarte. Hormigueos en los dedos, mientras decides cómo responder a una oferta que puede complicarte la existencia. La chica estaba limpia. Era educada. Y joven, frágil. No sería una amenaza. Pero nadie está solo. Todos tienen familia... Menos Danny.

¿Qué dirá su familia a Nami Eda si Danny la acompaña? ¿Qué hace junto a un mendigo? ¿Qué te ha robado, Nami? ¿O tal vez sólo aléjate? ¿Tal vez tazas de té? Si aún fuera el que era antes, sonreiría. Té, con los dedos manchados y las entrañas secas, frías.

- Le vi allí.


Despacio, se torna haciendo indicaciones. El punto exacto en el que el gato y él intercambiaron sus miradas.

- Me miró. Me miró a los ojos. Y seguí avanzando.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Eda Nami
Mortal
avatarMortal


Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 15/07/2013

MensajeTema: Re: El gato extraviado [Libre]    Lun Sep 16, 2013 8:11 pm

Notó la incomodidad del chico y decidió no tirar más de la cuerda para no tensarla demasiado y terminar por romperla. Había visto la dirección en la que señalaba y ella le sonrió ligermanete, agradecida y con una nueva reverencia -esta un poco menos honda para no incomodar- para luego echarse a andar en la dirección señalada. Diez pasos más allá divisó al gato que se acercó a ella para dejarse agarrar entre sus brazos. -Xyn...-sonrió regresando de nuevo donde estaba el chico, con una sonrisa radiante en su tez.

Todo el pesar había desaparecido. Pues ahora estaba con el gato entre los brazos y ya todo estaba solucionado. Para ella era muy importante pues lo había encontrado frente a su casa el día del funeral y pensaba que había sido la reencarnación de uno de sus progenitores, por eso le quería tanto. -¿Cómo puedo agradecerte que me hayas ayudado? -¿de nuevo volvía a tensar la cuerda? No debería. Agachó la cabeza.-Da igual, no quiero presionarte más, lo siento.-Se disculpó sin reverencia, aunque sentía la necesidad de hacerla. Tan educada siempre.

Y llegó ese momento. Ese momento en el que no sabes que hacer. Si despedirte, seguir hablando, desearle suerte a la otra persona o invitarle a pasar. Ese momento incómodo de la indecisión, de no saber hasta donde llega la cortesía y donde empieza el "sentir que obligas a alguien a hacer algo que no quiere". Debía reconocerlo, estaba indecisa. Por un lado quería agradecérselo, por el otro quería ayudarle, quedarse y charlar con él, tenderle una mano amiga. Sentía que él lo necesitaba pero, si no se dejaba. Esperaba verle en otra ocasión, claro. Evidentemente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El gato extraviado [Libre]    

Volver arriba Ir abajo
 

El gato extraviado [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

 Temas similares

-
» De viaje con su gato
» Cómo educar a un gato II
» Razones para que tu gato te quiera
» Historias de Temática Libre
» El baño de su gato

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: VIVA LAS VEGAS [ON ROL] :: Boulder Strip-